La poesía es para mi una apuesta vital, una manera de ser y de estar en el mundo. Antonio Orihuela

Antonio Orihuela

Una gran respuesta al vacío, un disparo preciso contra la ignominiosa sociedad, Antonio Orihuela, (Moguer, Huelva, 1965).

1. ¿Es necesaria la crítica o el compromiso que sea social, emocional, mental, temporal en la poesía actual?

Digamos que más que necesario el compromiso es consustancial al acto creativo, que es emocional, mental y esta fijado temporalmente en un contexto histórico donde la emoción, la intelección y el compromiso se definen y concretan. Otra cosa es el grado, la cantidad con que estos ingredientes aparecen en el poema y hacia qué lugares sociales, históricos, contingentes se dirija, esa varianza es lo que termina identificándonos como creadores en unos parámetros u otros, en el compromiso con lo dado o con la transformación de lo dado, en la crítica a lo dado o en la crítica a todo lo perjudique el inmovilismo. Quede dicho lo anterior porque creo que es necesario combatir el concepto de compromiso como atributo exclusivo de la izquierda cuando la realidad es que el compromiso con lo dado y la crítica a todo lo que perjudique o cuestione lo que se tiene por asentado es el habitual y el que con mayor ferocidad defienden los creadores.

Dicho de otro modo, ocurre que el compromiso con lo dado termina invisibilizado al hacerlo coincidir con lo que ideológicamente se nos presenta como neutral y natural y de esa manera parece que los únicos comprometidos son los que crean contra lo establecido cuando la realidad es que la mayoría de los poetas si tienen algún compromiso, más allá de tener que atender a algún encargo especial que diga lo contrario, es un compromiso con lo establecido. En definitiva mucho mejor que de compromiso sería mejor hablar de sistémicos y antisistémicos, o de dicho de otro modo, de cómplices con el sistema y de conspiradores contra él.

2. ¿Crees que existe un “boom” poético en estos momentos o piensa que siempre ha sido así?

Hablar de “boom” en poesía me sabe un poco a chiste malo, sobre todo cuando el “boom” se concreta en un reportaje lleno de sandeces y lugares comunes con el que se publicita a cuatro o cinco poetas que salen juntos en una foto un domingo perdido entre las ofertas del papel couché.

El caso es que cada tres o cinco años tenemos un “boom” o dos, pero la realidad es que la poesía sigue sin adaptarse a los parámetros del mercado, vamos, que sigue sin venderse, y nada que no se venda, al menos en este sistema, provoca ningún “boom” de nada, quien sabe, lo mismo ocurre que el mercado no tiene en realidad ninguna fe en que la poesía, conociendo lo que se publica, se pueda vender y esos “boom”, ritualmente concretados en un artículo en algún suplemento cultural no obedecen a ninguna lógica de mercado sino a un “servicio” con el que el periódico paga a los que salen en la foto o el periodista de turno salda una deuda poética. No podéis ni imaginar lo mezclado que está todo en esa cama redonda de la vida literaria y lo poco que tienen que ver los vástagos de esas relaciones con la poesía. Sinceramente, cuando se habla de “boom” de la poesía ni siquiera veo el interés de unos medios y un mercado por situar de una vez a la poesía entre los  productos de los supermercados, cosa que sería muy lógico en un sistema capitalista y creo que es la resistencia de ese entramado endogámico que se da entre académicos, periodistas, instituciones, etc. el que lo impide.

En España se habla de “boom” poético para promocionar a poetas que no venden ni mil ejemplares de sus libros. Si eso es un “boom”… otra cosa es que haya poetas en cuyas bocas la poesía hace “boom”… quien se haya dado una vuelta, en algún momento, por los encuentros de Voces del Extremo en Moguer ya sabe de qué estoy hablando.

Todos sabemos que hay mucha gente escribiendo poesía, pero eso no es nuevo, como capital simbólico que permite determinadas transacciones, maniobras, reconocimientos, etc. Dentro del cerrado gueto de la comunidad poética institucionalmente constituida es normal que muchos quieran aspirar a él, tal vez internet haya visibilizado algo más las  anomalías que esta situación descrita supone, pues algunos están intentado que la gente abra los ojos, que vean que es un campo minado donde es difícil penetrar y donde los contactos, las relaciones de poder, las influencias, la centralidad, etc. se están constantemente retroalimentando en una espiral que poco o nada tiene que ver con la literatura. De todos modos son escasos los blogs que, en la línea de lo que fue el  Colectivo Alicia Bajo Cero, intentan tirar de la manta poética, los addison de wit, juan mal herido, bueno, algo es algo aunque sea poco para desengañar al tonto solemne, al poeta maldito, al narcicista y al trepaconcursosflorales que, como el soneto, siempre han estado ahí haciéndole el caldo gordo a los que en realidad disfrutan del pastel.

3. ¿Cómo definirías tu línea de creación poética?

Como una poesía que trata de contestar a la ignominia de su tiempo, un tiempo que no me gusta y contra el que mi poesía se enfrenta desde una posición de clase. Una poesía que habla de los explotados, los ninguneados y excluidos… de todos los que se creen clase media y viven esa ficción que la burguesía construyó para nosotros. Mi poesía reflexiona sobre el individualismo, el consumismo de bajo costo, el sálvese quién pueda, el que me lo resuelvan los partidos y el apelar a un paternalismo estatal que, hoy por hoy, también muestra su verdadera faz como protector de los ricos, los poderosos, la banca y las multinacionales, en definitiva, del negocio. Mi poesía habla, reflexiona o dialoga con los protagonistas de las luchas en donde se está jugando una concepción alternativa y transformadora de la realidad y de las relaciones sociales.

¿Y que pretendo con ella? Pues potenciar, en la medida de mis posibilidades, esos imaginarios del conflicto que no se han rendido o que, hoy por hoy, se organizan, y que,en cierto modo, son efecto del neoliberalismo en su fase actual.

4. ¿Crees necesario un recital poético junto a la publicación de una obra? ¿Cuál es tu óptica en este punto de realizar perfomances a la hora de recitar?

No, al contrario, los poetas, suelen leer bastante mal y un recital de poesía al uso suele ser  un puto coñazo absoluto, vamos, la peor ocurrencia que puede tener un editor con un poeta es proponerle un recital en directo, y si encima si se hace en un bar es que ese editor es un suicida o bien quiere terminar de hundir su editorial y al poeta de turno.

Con mi hermano David González lo he hablado muchas veces, entre bromas: Recitar en un bar de copas o de moteros o en  una sidrería de pueblo a las dos de la mañana debería ser condición indispensable para dar títulos de poetas y en vez de citar los premios que tienes en tu haber deberían ser citados los garitos en los que has leído… cuanto más heavy sea el garito mayor prestigio para el poeta, esto no es ninguna tontería, tiene una base empírica absoluta.

Desgraciadamente, en realidad, ocurre al revés y la gente que va a un recital pues ya sabe que, a menos que sea familia del poeta o masoquista, va a aburrirse soberanamente. Afortunadamente hay poetas que recitan maravillosamente, gente como el mismo David González, como Eladio Orta, Jesús Lizano, Mohamed Abid o David Pielfort, son poetas eléctricos, poetas que te atrapan, que te pellizcan y que es imposible que sus recitales te dejen indiferente, pero si tienes la paciencia de contar las oportunidades que tienen cualquiera de ellos de dar recitales en comparación que otros muchos especialistas en aburrir a las piedras pues entonces terminas por entender lo que hablaba más arriba sobre cómo funciona esto. Los citados (y otros muchos que me estoy dejando en el tintero), son los Camarones del escenario, quien los ha visto lo sabe, quedará su obra pero la experiencia de haberlos oído recitar, eso, será para muy pocos.

Es una lástima porque poetas así ensanchan el público de la poesía, si se les diera las facilidades que tienen otros llenarían estadios pero ocurre justo al revés, se le abren puertas a quienes vacían salones, esto es demencial pero es así como están las cosas.

Me preguntabas también por la moda de los performances, bueno, el performance está muy bien para tapar la incapacidad comunicativa de cada uno.

5. ¿Qué aporta un blog aparte de lo convencional a la poesía?

Si lo utilizas como un tablón de notas, pues entonces es una muestra más de la generosidad del poeta que lo dedica a recomendar  lecturas, a comentar libros que le han gustado, a hacerse eco de los problemas de compañeros o colectivos amenazados, a promover campañas de solidaridad o de información sobre temas que los medios de formación de masas ocluyen, etc.

Y si lo utiliza como un diario, también es un espejo donde puedes ver el egocentrismo de un poeta, su vanidad, sus ganas de figurar, etc.

6. ¿En una hipotética cumbre poética qué autor/a situarías en él?

Yo no creo en las cumbres, eso lo dejo para los alpinistas y los políticos. En poesía sólo participo en encuentros en zonas autónomas liberadas, lugares donde la horizontalidad, la generosidad y el apoyo mutuo son las primeras prácticas que un poeta debe cultivar. Quien quiera participar de esto ya sabe donde estoy y donde estamos muchos.

7. ¿Cómo definirías la relación entre editorial y autor?

Las definirías como la anomalía por excelencia del sistema capitalista. No creo que se de en ningún otro lugar unas relaciones de producción más sorprendentes, no sé por qué ningún economista o sociólogo se ha parado nunca a estudiarlas. Por una parte tenemos a un trabajador que durante un tiempo x (a veces muchos años) está empleado a tiempo parcial o completo en la producción de una obra que ningún empresario le ha pedido y para la que no existe mercado alguno. Y por otra parte tenemos a un empresario que se dedica a vender estos productos por los que no suele pagar un solo duro, que nadie quiere y que normalmente le suelen llevar a la ruina. ¿Alguien entiende algo? ¿Cómo es posible que se juegue entonces a un juego tan cruel como estéril? Probablemente porque no es el campo de la lógica de mercado donde hay que buscar esta relación sino de nuevo en el campo de lo inmaterial, en la producción de ideología y en la apropiación de capital simbólico.

8. Por la vía académica, digamos, podemos llegar ahora a la literatura, o a la poesía. Dentro de esta fugaz actualidad, introducir el término poesía siempre parece algo extravagante. Cuando hablamos de poesía, ¿hablamos de algo nocturno, o es como hablar de cierta despertar de mentes adormecidas? ¿Aún está vigente el hecho de que la poesía es un sí en si mismo sin ningún tipo de aditamentos?

No entiendo la poesía como un en sí construido alrededor  del adorno, la criptología, la extravagancia o canon. La poesía es para mi una apuesta vital, una manera de ser y de estar en el mundo. Lo que yo llamo poesía también tiene otros muchos nombres: atención, cuidado, afecto, comprensión, solidaridad, integridad, levedad, fragilidad, generosidad… nombres que, además, para hacerse poéticos tienen que ponerse en práctica.

LA VOZ DE SU AMO

Para algunos poetas,
sólo la Coca Cola, el FMI o los Marines
tienen permiso
para cambiar el mundo.
Su consigna es clara:
Si algo te hace daño, cambia de canal,
pero no escribas sobre ello.
Para esos poetas
sólo los ahogados deben salvar a los que están ahogándose,
y los que tenemos pan, ciertos lujos y un techo confortable,
no deberíamos escribir más que para dar gracias al patrón
o entonar versos a la Virgen para ganar el Adonais.
Si algo tienen claro es que no quieren traidores de clase,
para ellos, los de abajo tienen el deber de tragárselo todo,
sin truco ni trampa,
y los de arriba no tienen más obligación que mirarse el ombligo
y felicitarse por haber caído en seco.
¿Por qué tendrán estos poetas tanto miedo
a que pasen a la fiesta
los que nunca fueron invitados?
Desde el príncipe Kropotkin
pasando por el noble aristócrata Miguel Bakunin
hasta llegar a un pobre gitano huérfano de apodo Marianet,
hace tiempo que algunos
supieron
que nunca un ahogado
ha salvado
a quien se está ahogando.

MANIFIESTO

Abandona el lenguaje de ataúd,
porque el lenguaje de ataúd no sabe andar descalzo,
ignora la cálida arena acogedora
y la hamaca donde dormir al raso.
Abandona el lenguaje de ataúd,
porque el lenguaje de ataúd no quiere colgados
con collares de calaveras a su lado, ni compañeros,
ni revolucionarios,
ni poesía en libertad hecha con la vida,
contra las reglas, para la vida,
poesía que te acompaña por la vida
pero que no entra en las universidades,
poesía que se defiende así
de quienes tendrían que promocionarla.
Abandona el lenguaje de ataúd,
porque el lenguaje de ataúd
no quiere una poesía abierta sobre la vida,
una poesía a la altura de la inocencia
y no de los juegos literarios,
a la altura de la risa
y no del aburrimiento de una lectura poética,
a la altura de los que jamás oyeron poesía
y no de los que escriben poesía,
a la altura de los talleres pero no de las aulas de poesía,
a la altura de la denuncia, de la visión y del haiku
pero no del suplemento literario,
a la altura de los vínculos pero no de las clientelas,
a la altura de los que se atreven a sostener la mirada
pero no de los que miran por encima del hombre,
a la altura de la calle, de las gargantas, de la revuelta.
A la altura de los que duermen mudos, abrazados
al cristalino nombre de las cosas.

POESÍA

Mejor decir poco a pocos
que nada a muchos
La poesía es un incendio,
por eso no da para vivir,
da para arder,
no escribas,
arde en ella.

http://vocesdelextremopoesia.blogspot.com

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entrevistas. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La poesía es para mi una apuesta vital, una manera de ser y de estar en el mundo. Antonio Orihuela

  1. esto es algo que guauuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s