La poesía es ya de por sí una “transformación” de algo. Antonio Jiménez Paz.

Antonio Jiménez Paz

Una nueva entrevista, esta vez al poeta, crítico y ensayista.. en general, un gran escritor: Antonio Jiménez Paz. (Isla de la Palma, 1961)

¿Es necesaria la crítica o el compromiso sea social sea emocional, mental, temporal en la poesía actual?

 

Por supuesto que sí. Pero creo que la palabra clave de toda la pregunta tal como se me formula y a mi modo de ver es “compromiso”. A mí me parece que es el fundamento que debe o debería regir ya el hecho mismo de dedicarse a la escritura poética: compromiso del autor con su propia obra y, más que nada, para que pueda darse un compromiso entre su obra y el lector. Si hay fraude en alguna parte es en esta falta de idoneidad donde reside, de manera que quedará desvelado, a la luz del día, en ese posterior diálogo inexplicable entre lo que el autor elaboró y el lector capta…  Luego, vendrá la segunda cara de todo esto, pero ya más que nada por añadidura, por la voluntad misma del propio poeta: que le aporte crítica social, emocional, mental o la que sea ya eso depende de las circunstancias particulares en las que el autor se vea insertado y de las intencionalidades que crea convenientes para su propia obra. Pero eso de que la poesía es capaz de salvar al mundo es como poco parte de un cuento chino… De todas formas siempre hay algo de crítica en cualquier escritura, sea esta más velada o más visible. No hay que darle demasiadas vueltas al asunto: el poema siempre nace como poco con una nota discordante dentro, nunca al margen de las problemáticas o conflictos sociales en que se ve envuelto el propio poeta. La poesía es ya de por sí una “transformación”de algo.

¿Crees que existe un “boom” poético en estos momentos o piensa que siempre ha sido así?

No creo que lo que está sucediendo sea parte de ningún tipo de “boom” poético. Siempre ha sido así… En todo caso -y suponiendo que sí se diera- de lo que deberíamos hablar es de un “boom” de la visibilidad poética, de la difusión de poetas y poemas que ha venido de la mano del auge y popularización de las nuevas tecnologías que han transformado no solo nuestra manera de estar presentes en el mundo y de relacionarnos sino también de promocionarnos, de darnos a conocer. Pero no olvidemos que también hemos conocido lo que se ha denominado como “boom” de la construcción, inmobiliario o de los precios, etc. Así que esa supuesta y sorprendente reproducción de poetas como setas por todas partes es simplemente fruto de nuestro “cambio climático” jeje. A todos los sectores, incluyendo al empresarial, les ha afectado… Los poetas siempre han estado siempre ahí: antes guardando sus libros en los cajones y dándoselos a conocer a su círculo de amigos más cercano y ahora lanzándolos a la estratosfera virtual… Pero a mi modo de ver esto no tiene importancia ninguna, o al menos no más de la que deberíamos darle. Ahora bien, si algo de positivo tiene este fenómeno es que se nos permite el acceso a conocer la obra producida en el más recóndito de los lugares de este mundo, asunto que ha desdibujado los límites regionalistas, tener noticias de otros hombres y mujeres que se dedican a escribir y publicar: en otras palabras, acceso ilimitado e inmediatez. Pero como dato negativo señalaríamos el posible hastío que pueda conllevar esta saturación de sobreinformación, quedándose finalmente uno con lo que más le interesa por las razones que sean y punto… Y continuando por esta estela reflexiva es muy posible que nos lleve a la frustración pues, pese a tanta visibilidad, es muy posible que la mayoría no seamos nunca vistos y sin despertar el interés de nadie. ¿Qué ocurre entonces? Que los juegos de poder son los mismos de siempre, no desaparecen como era de esperar, sino que únicamente “lo de siempre” se adapta a “lo nuevo”, eso sí, con traje cibernético… Pese a la democratización que debería suponer las redes, la mercadotecnia y los amiguismos se siguen encargando del trabajo sucio de siempre. El enemigo siempre ha estado ahí, antes y ahora, como los poetas. Entre lo positivo y lo negativo la Red puede convertir en poetas-reyes a los mayores petardos del mundo entero y alcanzar el puesto más alto de cualquier ranking literario. Por esto mismo dije, respondiendo a la primera cuestión, que lo trascendental reside en el compromiso de cada poeta con su obra. Él, y no otro, es el responsable de su obra y del destino de su vida, con éxito o sin él.

¿Cómo definirías tu línea de creación poética?

Apenas sé nada de mí mismo. ¡Cuánto menos, entonces, sobre mi línea de creación poética! Lo que hago es guiarme por las coincidencias así como por las discordancias entre lo que yo mismo pienso sobre lo que escribo y lo que me dicen los demás… Lo más que puedo decir de mi “linea de creación poética” a estas alturas es que participo de una estética ambigua, ecléctica y casi sin género, nunca unidireccionada, ya que mis poemas suelo construirlos dotándolos de distintos niveles de lectura, de tal manera que cualquier tipo de lector puede “entender algo” aunque en un principio parezca aparentemente indescifrable. Mis poemas participan tanto de elementos literarios como extraliterarios, mezclando lo intelectualoide con lo popular, incluso con lo que muchos consideran totalmente antipoético. Me interesa mucho la hermosura de su apariencia, pero también cierta suciedad por dentro… Otras de las características es la condensación de lo contenido y su discurso: me interesa decir mucho, más de la cuenta, en pocas palabras y a ser posible que no sean rebuscadas. Y si a mis libros publicados me atengo debo confesar que están construidos con una trama casi novelesca, argumentativa, con un punto de partida y otro de llegada. Sin embargo cuido que cada poema pueda ser aislado y mantenerse en pie por sí solo, al margen del significado coyuntural dentro de cada libro al que pertenece. De alguna forma, y con esto acabo, es que me gusta jugar con el lector, tenderle trampas, engañarlo, indicarle un camino cuando yo estoy caminando hacia otro lado. Me interesa mucho el juego de las intrigas y las sospechas, que cada uno concluya lo que quiera, pero haciéndole ver en última instancia al lector que siempre estará equivocado con su propia conclusión sobre lo que ha creído leer de lo que yo he escrito. Siempre será posible otra lectura.

¿Qué poesía reciente destacarías como lecturas necesarias?

No hay lecturas necesarias sino necesidad de lectura.

¿Crees necesario un recital poético junto a la publicación de una obra? ¿cuál es tu óptica en este punto de realizar perfomances a la hora de recitar?

Creo que en esta vida solo me ha faltado bailar una cumbia o la yenka para acaparar la atención de los que acuden a las presentaciones. Y ya estoy harto… Me gusta mucho leer para los demás: creo que es mi profesión ideal y frustrada. Bailar para vender ya no me excita.

¿Cómo definirías la relación entre editorial y autor?

En la mayoría de los casos la definiría como un túnel en el que te ves obligado a introducirte pero que una vez dentro te das cuenta que no tiene salida: ni vistas al mar ni a la montaña, ni siquiera a tu propia calle.

¿En una hipotética cumbre poética qué autor/a situarías en él?

A mi madre, que fue la que me parió: a la música que escuché en su vientre le debo como a nadie haberme dedicado a esto… De hecho, acabo de echar a andar un experimento libresco-virtual en base a una plantilla de blog, donde construyo una aventura en vivo y en directo y sin previos objetivos y que voy corrigiendo a la vista de todo el mundo, capitulándola y sin saber a dónde me llevará… Precisamente una de las personas homenajeadas en este experimento es mi propia madre. Su título: “ALGO MUY RARO ESTÁ OCURRIENDO” (antoniojimenezpaz.blogspot.com)… Ya no sé si soy poeta o qué carajo soy.

Por la vía académica, digamos, podemos llegar ahora a la literatura, o a la poesía. Dentro de esta fugaz actualidad, introducir el término poesía siempre parece algo extravagante. Cuando hablamos de poesía, ¿hablamos de algo nocturno, o es como hablar de cierto despertar de mentes adormecidas? ¿Aún está vigente el hecho de que la poesía es un sí en si mismo sin ningún tipo de aditamentos?

El papel de la “academia” no ha sido ni más ni menos que un invento que ha usado a la literatura, a la poesía (y en sentido lato, a cualquier actividad creativa) para demostrar sobre papeles oficiosos su propia razón de subsistencia y algunos poder vivir así de manera holgada… Pero si en el mundo algo sobra, más que los poetas malos incluso, es la falta de libertad para expresarse y permitir que los demás se expresen a su manera… Ante un buen libro de poemas la academia sobra, aunque ella insista en implantarse como necesidad, precisamente en base a toda la basura que se publica (eso argumenta) para discernir en base a unos parámetros absurdos cuando un lector por sí mismo sabe bien lo que le es válido y lo que no… Es lícito que cada uno acabe el fin de sus días dándose cuenta de que de todo lo que le rodeaba eligió lo peor del mundo.

POESÍAS

Amor mío,
canta ahora.
Hay un pájaro
examinador
en la ventana.
—0—
La polilla está contenta.
Alrededor de la bombilla
presume dar la vuelta al sol.
—0—
Soy una jaula.
Dentro,
un pájaro
que no vuela sin mí.
(De “TRATADO DE ORNITOLOGÍA”)
Alguien me espía
y no localizo sus pasos.
Sus pasos me rondan
y no vislumbro su sombra.
Su sombra deambula
por alguna parte del mundo.
No conozco el mundo
y alguien me espía.
Tengo un ángel de la guarda
que es un idiota.
—0—
Cuando escribo no sé quién soy
ni conozco el apellido de las palabras.
Saludo el sueño hilvanado en heridas
y ausculto mi corazón
babándose al límite
de la escapada.
Tal vez escribo mar sin hacer pie
o tierra sin nada a la vista.
No sé quién soy.
Sólo que me quedo.
(De “DIARIO DE LA DISTANCIA”)
De la distancia
nadie quiere sus caderas.
De la lejanía
nadie sus ventanas.
—0—
Pasta de papel es mi epidermis.
Nunca la cárcel
será mi ruina.
Las fogatas
mi peligro.
—0—
Como un estudiante subrayo los párrafos de mi cuerpo,
lo hallado misterioso o incompatible
con algún sistema explicativo.
Me describo y no me consigo creíble,
digno de papel,
apenas materia de libro.
Entonces me borro.
(De “CASI TODO ES MÍO”)
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entrevistas. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a La poesía es ya de por sí una “transformación” de algo. Antonio Jiménez Paz.

  1. Fernando Pineda dijo:

    Creo que Antonio Jiménez Paz tiene bastante razón y se expresa muy bien. Es verdad que hoy día los poetas pueden pertenecer a cualquier red de escritores en Internet pero que la otra cara de esto es que resulta probable que nunca sean conocidos ni vendan nada.

  2. Alexánder Obando dijo:

    “Ante un buen libro de poemas la academia sobra”. Bravo, Antonio.

  3. VIKTOR GOMEZ dijo:

    es una apuesta interesante, la poesía como juego dialógico, sin esquivar las paradojas y contradicciones de la vida, sin dárselas de Prócer, buscando en lo lúdico, complicidad en los otros y reconociendo que el 50% del poema está en la lectura, es obra de los que leen.

    y es un antioficio digno e insignificante casi, el asumido.
    pero esa insignificancia, ese antinegocio lo entiendo en tu caso (por extensión en el mío) como una suerte de resistencia a la doma, a la sumisión, a la esclerosis cultural.

    no acomodarse en cliches, rehuir cualquier impostura, estar en el quicio no estando en el rebaño que alimenta La Corte y sus sátrapas…

    Una entrevista a la que llegué desde el blog de Daniel Bellón para descubrir una poética y una poesía ya desde ahora de mi voluntaria intimidad.

    Un abrazo grande,

    Vik

  4. Pingback: Jiménez Paz al aparato : Islas en la Red

  5. Valdemar dijo:

    Muy atrevido este poeta!!! Propone, piensa y suelta sin tener en cuenta amigos ni enemigos… ¡Muy valiente! Gracias por sus palabras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s